RADIO MAXIMA EN VIVO

Batalla campal en la MLB: Yanquis y Medias Rojas, cambiaron los bates para jugar con los puños

Imagen
El Fenway Park, una vez más, fue testigo de la intensidad de la mayor rivalidad del béisbol de Grandes Ligas.

Todo empezó en la parte alta de la tercera entrada. Una barrida en segunda base de Tyler Austin, pelotero de los Yanquis de Nueva York, para evitar una doble matanza. Con su pie izquierdo le pegó al campocorto de los Medias Rojas Brock Holt, quien se molestó por la acción. La discusión inmediatamente se acaloró y las bancas de ambos equipos se vaciaron para evitar que las cosas pasaran a mayores. Los umpires realizaron una advertencia, pero la chispa había quedado encendida.
En la parte alta de la séptima entrada, con el partido 10-6 a favor de los Yanquis, el lanzador de Boston Joe Kelly hizo que esa chispa estallara. Con Austin bateando, le lanzó una recta al cuerpo y falló. No logró conectarlo. En el segundo intento lo conectó: un bolazo a la altura de las costillas. El bateador de la novena de Nueva York reaccionó golpeando el bate contra la tierra. No había vuelta atrás, lo…

Cómo averiguar si hueles mal antes deque alguien te lo diga

La nariz humana puede detectar más de un billón de olores distintos, pero desgraciadamente no es capaz de captar sus propios hedores. 

Siempre hay una posibilidad de que huelas mal y simplemente no te das cuenta. Si este es uno de tus miedos, aquí van una serie de pautas para averiguarlo con seguridad.
Si simplemente bajas la nariz y tratas de tomar el olor del aire que rodea tu cuerpo, probablemente no vas a captar tu olor corporal. 
Asumirás que todo está bien y te vas a pasar el día oliendo como si algo estuviera viviendo en tu camisa, tuviera una familia, muriera, hubiera sido comido por sus crías y finalmente estas también murieran. ¿Por qué? Porque es casi imposible olerse uno mismo, incluso si estás oliendo bien.
 Los receptores en la nariz que normalmente responden a su propia marca particular de olores se encuentran apagados después de haber sido bombardeados con los mismos perfumes durante tanto tiempo. Básicamente, tu nariz se entumece a su propio hedor para que no te vuelvas loco.

Quitarse la ropa y olerla

Así pues, para comprobar el olor que desprendemos necesitamos oler nuestra ropa lejos del cuerpo, y que nuestra nariz consiga entrar allí. Obviamente, no te puedes desnudar en el centro de tu lugar de trabajo, pero probablemente puedas acudir a un baño con facilidad y comprobar todo pieza por pieza.

Pasa los dedos a lo largo de tu cuero cabelludo

A veces las axilas sudorosas no son la fuente de los olores. Tu cabello puede llegar a ser la fuente si no lo lavas con suficiente frecuencia, o si te olvidas de usar un poco de champú seco después de un entrenamiento donde has sudado mucho.

Hacer algunas pruebas de aliento

Cuando se trata de un aliento apestoso, hay algunas maneras rápidas para comprobar si es así antes de tener que interactuar con las personas:
  • La prueba de la mano: El movimiento clásico. Sostén tu mano hasta tu cara y exhala sobre ella para poder obtener un buen olor. Esto funciona mejor si te lavas las manos de antemano sin jabón perfumado. De lo contrario sólo estarás oliendo las manos.
  • La prueba de brazo: lame tu brazo y espera unos 10 segundos, luego hay que oler el lugar. Si huele mal, también lo hace tu aliento. Una vez más, ayuda si el lugar está limpio primero.
  • La prueba de la cuchara: Coge una cuchara, de metal o de plástico, y pasa la parte posterior de tu lengua con ella. Deja que se seque un poco y dale un olfato.
  • La prueba de sabor: Si tienes un sabor extraño y persistente en la boca, probablemente tu aliento apesta. Lo que está sobrecargando tu saliva y papilas gustativas es probable que también emita un olor.
También es posible asumir que tienes un aliento “fuerte” si acabas de comer ajo, un aliento de café si acabas de beber café, o el aliento de alcohol si has bebido durante el almuerzo para “relajarte”.
y por ultimo recurso, 

Pregunta a alguien en quien confíes

Por último pero no menos importante, puedes pedirle a alguien en quien confíes que te huela y te diga la verdad. Sin duda, este es el método más eficaz. No es ideal para preguntar a la pareja o alguien que viva contigo, sin embargo, es probable que ya estén acostumbrados a tu olor. Pregunta a un compañero de trabajo o amigo y dile que sean honestos. Es un poco incómodo, pero bueno, está garantizado que funcione.

Entradas populares de este blog

FBI investiga fundación Clinton por orden del Presidente

Netflix renueva Dark para una segunda temporada

Vidas de escándalo, hechos que marcaron al espectáculo en 2017